“Es el remedio de la purificación.

Para quienes sienten como si hubiera en torno a ellos algo no muy limpio. A veces es algo aparentemente poco importante; en otros casos puede haber una enfermedad más grave que suelen pasar por alto comparado con aquello en que se fijan.

En ambos tipos están ansiosos por verse libres de una cosa en particular que a ellos les parece mayor y tan esencial que hay que curarle de ellas”.

Dr. E. Bach