Para esos momentos que tienen algunas personas en los que es tan grande la angustia que les parece absolutamente insoportable.

Cuando la mente o el cuerpo se sienten al límite de sus fuerzas y ya no pueden más.

Cuando parece que ya sólo queda la destrucción y el aniquilamiento.

Dr. E. Bach.