Para lo que viven demasiado en el pasado, quizá añorando una época de gran felicidad, o a un amigo muerto, o recordando ambiciones que no se hicieron realidad. No esperan felicidad como la que tuvieron.

Dr. E. Bach.