Para quienes están expuestos a temporadas de melancolía, o incluso desesperación, como si les cubriese de sombras una negra nube fría que ocultase la luz de la alegría de vivir. Resulta difícil encontrar una razón o explicación para esos estados repentinos.

En esta condiciones es prácticamente imposible mostrarse feliz o alegre.

Dr. E. Bach.