Personas calladas, tranquilas y dóciles que se desviven por servir a los demás. Sobrestiman sus fuerzas en su ansia de agradar.

Su deseo crece de tal modo en ellos que se convierten más en esclavos que en ayudas voluntarias. Su afán de servicio les lleva a hacer más trabajo del que les corresponde, y al hacerlo así pueden descuidar su misión particular en esta vida.

Dr. E. Bach.