Los que son muy estrictos en su forma de vida; se niegan a si mismo muchas de las alegrías y placeres de la vida porque consideran que eso podría interferir en su trabajo.

Son maestros severos consigo mismos. Desean estar bien y fuertes y ser activos, y harán lo que crean conveniente para mantenerse así. Esperan ser ejemplos que atraigan a otros a seguir sus ideas y a lograr mejores resultados.

Dr. E. Bach.