Los que tienen principios e ideas fijas, que están seguros de tener razón y que cambian rara vez.

Desean vehementemente convertir a sus opiniones a cuantos les rodean.

Tienen una gran fuerza de voluntad y mucho valor cuando están convencidos de las cosas que quieren enseñar.

En la enfermedad se debaten cuando otros ya lo habrían abandonado todo.

Dr. E. Bach.